SE PARTE DE MI ACADEMIA DE EMPODERAMIENTO Y EMPRENDIMIENTO FEMENINO

¡Hola! Soy Sandra Martínez

................

Estoy a punto de cumplir 50 veranos, nací en un ambiente de pobreza, tanto económica como emocional, crecí en Cartagena, la playa más popular de mi querido Chile. Los mensajes que recibí desde chica, de mi entorno eran que no podrían tener una vida en abundancia, simplemente
porque había nacido pobre.
Todos dicen que nací con suerte, porque logró todo lo que me propuso, no sin costos, y muchas veces altos.

Siento que nací con una estrella

................  

... Suerte le llaman muchos, y esta estrella me llevó siempre a ser una mujer positiva y algo rebelde, no en comportamiento, si no en que sí a sí yo sería la que construiría mi vida a mi pinta.

Los mensajes que recibí de niña, fueron que no podría tener una carrera por haber nacido pobre, que me dijera con una piedra en el pecho si me casaba con un hombre que no me maltratara. Los médicos dijeron que no podría tener hijos, y por mucho tiempo yo me lo creí, por mucho tiempo me convencí que no podría ser una mujer exitosa.

Si yo pude, tu puedes

 

Pasé muchísimos años de mi vida entregándole el poder a un tercero: amigas, familiares, pareja, sociedad, religión, prestadas creencias finalmente, pero no me daba cuenta. Hacía todo lo que nos han enseñado para ser “felices”: ser buena hija, estudiar, casarme (con un buen hombre), ser mamá, tener un auto, viajes, pero llegó un momento en que comencé a preguntarme ¿y esto es la vida? Pasé por muchas cosas, mi cuerpo se enfermaba de cosas extrañas, estuve en cama 33 días, y no entendía qué me pasaba, hasta que nació mi mejor maestra: mi bella hija Cata y dentro mi se abrió un canal de amor que no conocía y un día, cuando ella tenía 6 meses, la estaba mirando y me puse a llorar y me dije: Sandra, no quiero que mi hija tenga esta vida cuando sea grande, yo quiero que mi hija sea libre, pero libre de verdad y fue ahí que tomé la decisión de hacerme cargo, pero de verdad, de mi y mi felicidad. Para que mi cata fuera libre, tenía que enseñarle con mi propio ejemplo y no con palabras bonitas. Ahí recién comencé mi proceso de autoconocimiento y empoderamiento para llegar a sentirme libre y dueña de mi y mi felicidad y crear una vida que me hiciera sentido.

Mantente conectada

....................

Únete a mi lista de correo para inspirarte, apoyarte y acompañarte en tu camino.