Buscar
  • Sandra Martinez V.

¿Qué mujer te gustaría ser?



Esta es una pregunta típica que hago a las mujeres que llegan a mi consulta y la mayoría me dice: una mujer alegre, serena, empoderada, ejecutiva, conectada conmigo misma, feliz, plena.


Yo les digo y ¿qué te frena ser esa mujer?, la mayoría  piensa, se mueve algo incómoda y termina con una sonrisa en su rostro, porque se da cuenta que es ella misma quien pone los límites para no ser la mujer que quiere ser.


Y cuando les digo ¿Qué estás haciendo hoy para ser esa mujer que quieres ser?, muchas se sienten incómodas, otras se ponen a reír de nervios y la mayoría se queda en silencio y me dice: mmmm no mucho la verdad.



Hay que comenzar por dejar de criticarse y a enamorarse de ti hoy mismo.

Cuando te enamoras de ti, de tus cambios, andas por la vida radiante, todos te miran porque te conviertes en un espécimen femenino extraño….una mujer libre y dueña de ti misma.


Pero cuando los trabajas, los aceptas y te amas, te das cuenta de que eres mucho más de lo que pensaste. Que tu poder proviene desde adentro, que las riendas de tu vida las tomas tú, que ya no vives para otros y no le das el poder a otros.


¿Es fácil?


No sé, para unas sí, para otras mas o menos y para otras es muy difícil, todo dependerá de tus creencias, de tu dialogo interno y de tu compromiso real de querer ser tu mejor versión. Como siempre digo, nadie nace sabiendo y además muchas de las cosas que damos por hechas, son prestadas de otras personas o por la sociedad, o por la cultura en la que vivimos.


Lo que más veo son estos 6 puntos:


  1. FALTA DE COMPROMISO: Este es el principal problema de la mayoría de las mujeres, piensan que hacer un cambio es cosa de un curso, una charla, o de que alguien esté a tu lado diciéndote lo que tienes que hacer. Piensa en cuánto te demoraste en pensar como piensas, no sé, la edad que tengas, entonces cómo pretendes cambiar la forma de pensar de un día para otro. Ahí está tu compromiso, bella. Trabajar en ser tu mejor versión, necesita todo tu compromiso siempre, no solo una vez a la semana, o al mes.

  2. FALTA DE MOTIVACIÓN: Si realmente quieres un cambio en tu vida, habrá momentos que puede bajar tu motivación, pero jamás abandonarás tu sueño. Solo tienes que estar permanentemente conectándote con ese sueño y tu motivación renacerá.

  3. FALTA DE CONTROL EN TU VIDA: Tú bella eres la única responsable de lo que haces con tu vida, de las decisiones que tomas, de lo que piensas, de lo que sientes. Cuando responsabilizas a los demás, a la crisis, a los gobiernos o al vecino de lo que te sucede, pierdes el control de tu vida y le entregas las riendas a cualquiera de ellos. Tú decides ser Víctima o Protagonista de tu vida.

  4. EXCUSAS: Es que no tengo tiempo, es que no tengo dinero, es que tengo que cuidar a mis hijos, es que tengo que ayudar a mi mamá, es que tengo que quedarme trabajando, y miles de “es que” más. Es más fácil buscar excusas que hacer lo que realmente queremos hacer…por qué, porque requiere dedicación y tiempo para ti, y no nos enseñaron a darnos tiempo para nosotras.  “Si es importante para ti, buscarás una manera, sino buscarás excusas” (Creo que es anónimo)

  5.  TUS CREENCIAS LIMITANTES: Estas creencias son solo afirmaciones que creemos ciertas, así como un hábito se hace de tanto hacer algo, nuestras creencias se graban en nuestro cerebro como órdenes, porque así nos las enseñaron, pero eso no quiere decir que te sirvan hoy en día. Todos tenemos creencias que nos posibilitan y otras que nos limitan a hacer ciertas cosas. ¿Sabías que nuestras creencias pueden moldear, influir e incluso determinar nuestro grado de inteligencia, nuestra salud, nuestra creatividad, la manera en que nos relacionamos con el mundo e incluso nuestro grado de felicidad y de éxito?

  6. TUS MIEDOS: Ellos te paralizan y no te dejan ver ni avanzar. Es la peor limitación que puedas tener. No realizar algo que te apasiona por miedo a que te salga mal, es perder la oportunidad de tener una experiencia, tal vez única y especial. El miedo está muy ligado a tus creencias limitantes. Toma tus miedos y reconócelos, obsérvalos y  preguntarte ¿Por qué siento miedo? ¿Qué pasaría si no tuviera miedo? Piensa en el resultado que obtendrías si fueses 100 veces más valiente? Mi invitación es a que transformes tus miedos y vivas tus sueños.



¿Lista para responsabilizarte de tu felicidad y tu vida?


Yo te invito que lo hagas desde mi trinchera: Fortaleciendo tu Autoestima, poniéndote a ti como prioridad en tu vida, trabajando tu amor propio, una vez que comienzas ya no querrás parar, porque los beneficios se ven enseguida.


Mi propuesta es a que cambies tu vida, a que logres vivir la vida que tú quieres. A que seas esa mujer que siempre has soñado ser y dejes de vivir en automático.


Todo cambio real empieza desde adentro, pero nos pasamos la vida tratando de cambiar a otras personas y que hagan lo que nosotras queremos. Piensa en que todo lo que ves afuera es el reflejo de tus creencias inconscientes, si yo quiero cambiar algo afuera, debo poner toda mi energía en cambiarlo primero en mí.


Y tomando la frase anterior, te cuento que ayer fue un día extraño para mí, por una parte acompañé a mi a mi mami a hacerse unos exámenes y luego tuve que ir a dejarla a su casa, que queda fuera de Santiago y esto nos dio tiempo de conversar y hacernos cariño y mirarnos desde el amor, por lo menos yo, desde la compasión.  Pero por otro lado me doy cuenta que mi madre refleja a tantas mujeres que habitan nuestro Chile, y nuestra América Latina, donde son mujeres que han sido "adiestradas" para complacer a un otro, donde no tuvieron las opciones que tenemos nosotras de poder, no solo cuestionarse, sino, hacer los cambios para ser esa mujer que muchas quisieron ser.


Aquí es donde me duele el alma, porque pienso: trabajo ayudando a mujeres a fortalecer su autoestima y no puedo ayudar a mi madre. ¡Wow! Qué fuerte es ¿cierto?, pero luego me recuerdo que yo no puedo ayudar a nadie que no se quiera ayudar. Por lo tanto, he aprendido, de apoco, a soltar y solo a fluir en amor con ella.



En el día Internacional de la Salud mental, me dolió el alma ver estas cifras (Solo por nombrar algunas):

  • 1 de cada 4 chilenos tiene hoy, alguna enfermedad metal, estamos hablando de cerca de 3.800.000.

  • SOLO SE USA EL 2% DEL GASTO EN SALUD. Pese a que es la 1ra. causa de enfermedad del país y también la primera causa de licencias médicas.

  • Del 57% de licencias médicas en general, el 69% son mujeres

  • La mayoría de las mujeres, que trabajan fuera de casa, pasa 1 hora al día con sus hijos. ¿Qué puedes hacer en una hora?

Por eso es imperativo bella, que tomes el control de tu vida y dejes de ser una zombi en esta sociedad. El momento de hacer el cambio es AHORA Y ES HOY.


Cada una desde su lugar, puede ayudar a que todas seamos nuestra mejor versión, pero para eso debemos ser honestas con nosotras mismas y trabajar en sororidad.


Te invito a que solo por hoy a que hagas tu aporte, tu granito de arena y que a cada mujer que sea o haya sido importante en tu vida, la conozcas o no...le agradezcas, la honres. Por ejemplo: si tienes una amiga que siempre que estás bajoneada te cuenta chistes y te hace reír, hoy es cuando debes mandarle un mensaje, darle un abrazo, o solo un gracias porque son tu forma de ser, haces mi vida más alegre. Usa tu imaginación bella, con un pequeño gesto, le puedes cambiar el día a alguien.


¿Qué te falta para dar ese paso y ser la mujer que quieres ser?


Si quieres que te acompañe en tu proceso no dudes en contestar este correo pidiendo tu sesión de claridad gratis. Es una sesión online y en vivo que dura media hora y podremos conocernos y ver si soy yo la mujer que te puede ayudar en tu proceso de ser tu mejor versión, o si prefieres puedes mandarme un mensaje por mi cuenta de Instagram @coaching_para_mujeres.


Un abrazo sincero,


Sandra Martínez V.

0 vistas
  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • logo-whatsapp

© 2018 por Coaching para Mujeres, Creado por BM Diseño & Publicidad con Wix.com

Santiago, Chile