Buscar
  • Sandra Martinez V.

¿Cómo enfrentar una crisis?



El viernes 18 de octubre tomé el auto y salí a buscar a mi hija Catalina al kinesiólogo, como lo hago 3 veces por semana hace 2 meses. A poco andar me di cuenta que el taco era demasiado y que algo debía estar pasando, como no veo tele, y justo no iba escuchando la radio, pensé en un accidente múltiple, porque ya llevaba casi dos horas sin poder avanzar y mi hija me esperaba en otra comuna de este gran Santiago.

Había escuchado por unas amigas que ese día habría una protesta por el alza del pasaje del metro. No hace falta ver televisión para darse cuenta que los ánimos en mi bello y angosto país hace rato que estaban "caldeados" como se dice coloquialmente, las injusticias sociales se venían acumulando hace décadas y nadie hacía nada.

Me empecé  a poner nerviosa cuando vi a un hombre sacar la cabeza de un auto y comenzó a gritar una sarta de garabatos y a ofrecer "combos"  a otro hombre que estaba en otro auto, al lado mío.  Dejé mi audiolibro y puse la radio, mi corazón saltó a mil por horas....estaba quedando el caos en Santiago....el resto todas lo saben. No quiero poner más leña al fuego.

Mi cabeza empezó a  palpitar y a pensar solo en cosas trágicas, veía gente caminando por las calles y se agolpaban en los paraderos, comencé  a agudizar mis sentidos y empecé a ver el caos que estaba quedando. Una amiga me llamó y me dijo que estaban quemando El Metro.  Mi corazón casi se paraliza, es de las pocas veces que he sentido tanto miedo, porque mi hija, estaba sola a las afueras de una clínica. No sabía cuánto tiempo me demoraría en llegar.

Te cuento esto porque a partir de ese día todo cambió. Las crisis pueden ser terribles y derrumbarnos o ser un puente hacia nuevas oportunidades.

Estuve dos días enteros viendo televisión, escuchando radio, viendo en las RRSS el caos que estaba quedando en nuestro país, no sabía qué pensar y comencé a perder el control de mis emociones, me llené de rabia, ira, frustración, miedo, lloré por mi y por todas las mujeres, los niños, los hombres, lloré por cosas que tenía guardadas y que ahí me di cuenta. El domingo en la tarde ya me dolía la cabeza, no quería comer, mi mamá estaba angustiada, todas mis amigas y seres queridos estábamos entrando en pánico colectivo...y dije ¡BASTA! 

Hice un ejercicio de hooponopono para conectarme con mi poder femenino. Buscando las herramientas que me ayudaran a tranquilizarme. Lo logré, dije ¡basta! y volví a conectarme con mi propósito: ayudar a mujeres a fortalecer su autoestima para que conecten con su poder interno y puedan tener la vida que quieren.


Desde ese momento he estado ayudando a través de mi Instagram básicamente, a todas las mujeres que me han escrito y con las que me he topado en las calles contando que están nerviosas, con miedo, con rabia, que no pueden dormir, que no quieren comer, otras que se lo comen todo, otras que están asustadas y paralizadas, que no saben qué hacer y así suma y sigue. 

Las prioridades y tus rutinas han cambiado y me imagino que tú, al igual que yo, has tenido que estar más en tu casa, ya sea con hijos, las que tienen, con pareja, o familiares, inclusive sola, toda tu rutina cambió.


Por eso pensé que podría compartir contigo algunos tips para ayudarte de verdad en estos días de estrés, en estos días de crisis y donde nuestra capacidad de mantener la calma o ser resilientes se pone a prueba.


Hoy es la crisis social en nuestro país, pero siempre estamos expuestos a crisis en nuestras vidas bella. Ya sea por una separación, un trabajo que no resultó, por la muerte de un familiar, por no poder ir tras tus sueños, por no ser capaz de comprometerte contigo misma, etc.

Es primordial tener herramientas que te ayuden a volver a tu centro, herramientas que te ayuden a desconectarte un poco, para luego conectarse con lo importante. 


Las mujeres somos, se quiera o no, el sostén emocional no solo de la familia, de los hijos, la pareja, las amistades, sino de toda la sociedad, por lo tanto tu autocuidado, no es negociable bella.


Por eso mi invitación, bella, es a que ya no conectes con el dolor y la desesperanza. Conecta con el amor, con esa fuerza que todas tenemos y que en momentos de crisis saca lo mejor de nosotras, si lo sabemos canalizar y nos ponemos creativas.


Mi idea es que puedas mantener la calma y ser un aporte a tu entorno más cercano. Los cambios reales, bella, siempre vienen desde adentro.


Tú estás primero bella, si tu estás bien, todo tu entorno comienza a sentir tu vibración y todo se transforma. Hazlo por ti, por tu familia, por tus amigos, por tu comunidad, por tu sociedad. La violencia trae más violencia… El amor trae más amor.


Tips que puedes implementar para estos días de incertidumbre y crisis:


No te abandones ni aísles

Es normal sentir que te quieres encerrar para no ver lo que está pasando. Pero lo peor que puedes hacer es encerrarte. Busca hablar con tus amigas, con tu mamá, expresa tus miedos.


Autocuidado

En momentos de crisis una de las mejores herramientas que puedes utilizar es la “respiración”, cuando te sientas desesperanzada, con miedo, con rabia, comienza a respirar, céntrate en tu respiración. Un ejercicio que hago con mis clientas le puse 4/2/4 y es sentarte o recostarte, estirar tus hombros,  y comienza a inhalar en 4 segundos, sostener 2 segundos y exhalar por la boca en 4 segundos. Puedes repetirlo un minuto e idealmente 5 minutos, verás que solo este ejercicio te centrará en el aquí y ahora y podrás empezar a gestionar de mejor forma tus emociones.


Juega y ríe

Si tienes hijos, juega con ellos, hagan un queque juntos, lean un cuento si son pequeños. Tu mira videos graciosos. La risa te relaja y te ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva.Sé solidaria: cuando dejamos de mirarnos el ombligo y pensar que somos el centro del universo, nos damos cuenta que podemos ayudar a otros, busca la forma, haz grupos de apoyo, comienza a mirar a tu vecina, si vas a comprar piensa si otro necesitará algo. Hagan grupos para soltar las penas y rabias, no sé hay tanto que hacer.


Mírate al espejo

Haz caras graciosas, sola o acompañada.Aprovecha de hacer algo para ti: date ese baño que hace tiempo no te das, píntate las uñas, abrázate, disfruta poniéndote crema en tu cuerpo, etc.


Rutinas

Trata en lo posible de seguir con alguna rutina que antes hacías como levantarte a la misma hora, bañarte, planificar tu día, etc. Todo esto te ayuda a bajar los niveles de estrés bella.


Chao tele y radio

Dosifica la información que estás viendo en RRSS, en la televisión, en las radios, etc.


Actividades relajantes

Escribe, juega, cocina, teje, puedes participar por ejemplo de las meditaciones masivas que se están realizando a nivel de parques en Santiago o en tu comuna. Centra tu atención en lo positivo bella.


Ve las oportunidades

Toda crisis trae consigo oportunidades, todo dependerá de ti. Por ejemplo, si estás en pareja y han estado algo alejados, puedes usar esta crisis como “excusa” de que tienes miedo y te acercas y se hacen cariños. O si tienes hijos, puedes pasar tiempo con ellos jugando, cocinando juntos, conociendo sus inquietudes, sus pensamientos, cosa que si estabas trabajando por ejemplo, no podías hacer. Puedes también ver tu lista de “cosas pendientes” y ve qué puedes adelantar bella.


Empatía

Es un buen momento de tratar al resto como te gustaría ser tratada. Cultiva la paciencia, sé empática cuando salgas.


Agradece

Siempre hay algo porqué agradecer.


Te abrazo con amor y te invito a que seas el cambio que quieres ver en el mundo bella…todo cambio comienza por una misma….

Te regalo estas preguntas poderosas para que las uses cuando quieras.

  • ¿Soy la mujer que quiero ser?

  • ¿Qué me está frenando a ser esa mujer?

  • ¿Estoy dispuesta a comprometerme realmente conmigo misma y hacer los cambios que sean necesarios?


Y comparto este video contigo, porque fue el vídeo que luego de hacer mi Hooponopono el domingo pasado, me llegó por un grupo de wtspp y desde ahí cambié mi foco.



Un abrazo sincero,



59 vistas1 comentario
  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro
  • logo-whatsapp

© 2018 por Coaching para Mujeres, Creado por BM Diseño & Publicidad con Wix.com

Santiago, Chile